Exponiendo la desinformación a través del monitoreo electoral

1. Cómo responder a la amenaza de la desinformación mediante el monitoreo de elecciones: enfoques y categorías de programación

Los programas de monitoreo de elecciones sirven en general para promover la integridad electoral a través de una mayor participación, inclusión, transparencia y rendición de cuentas, fomentando así el empoderamiento de los ciudadanos y la confianza en el proceso democrático.

El desarrollo de las intervenciones de observación electoral correctas para responder a la desinformación no debe hacerse sin antes considerar el contexto de cada entorno electoral.

Highlight


La naturaleza, las vulnerabilidades, los factores atenuantes y las oportunidades en torno a la información electoral, en Internet y de otro tipo, varían significativamente de un país a otro, y los proyectos exitosos han demostrado la importancia de realizar una evaluación preliminar para identificar estos factores antes de diseñar un programa. En consecuencia, las metodologías y los enfoques de monitoreo deben ser moldeados e impulsados por los objetivos y la capacidad organizativa, no por las herramientas disponibles.

Las decisiones sobre el uso de tecnologías y metodologías deben tomarse a través de un proceso inclusivo, teniendo en cuenta las brechas de accesibilidad y tecnología entre los diferentes grupos de observadores y ciudadanos, incluidos el género, la edad, la geografía y otros aspectos. Además, identificar y exponer las barreras en línea para las mujeres y los grupos marginados en los procesos electorales requiere necesariamente un enfoque inclusivo y sensible al género, y puede requerir que los observadores incorporen y equilibren metodologías especializadas en su esfuerzo general que creen una imagen precisa de la forma en que el panorama electoral afecta a poblaciones específicas. 

Hay varias opciones para abordar las amenazas específicas que la desinformación representa para la integridad electoral en el contexto de un país individual:

  • Observación ciudadana de elecciones para identificar y exponer la desinformación en lo que respecta a la integridad electoral, incluido el seguimiento de los medios tradicionales y en línea en torno a un proceso electoral
  • Observación electoral internacional del entorno de información electoral, incluida la desinformación, a corto y largo plazo por misiones de observación regionales e internacionales dignas de crédito y de conformidad con la Declaración de principios para la observación electoral internacional 
  • Promoción de normas, estándares y políticas para abordar la desinformación en las elecciones, incluidos los esfuerzos de la sociedad civil u otros grupos para abogar por una variedad de respuestas apropiadas de las plataformas de redes sociales y otros actores del sector privado, reformas legales, políticas y asignación de recursos de gobiernos o legislaturas, y apoyo para el desarrollo de normas y estándares de instrumentos regionales e internacionales para combatir la desinformación durante las elecciones.
  • Forjar asociaciones más efectivas entre observadores electorales y otras partes interesadas clave, como grupos de tecnología cívica, verificadores de datos, periodistas, monitores de medios, órganos de gestión electoral, organizaciones de derechos de la mujer y otras OSC que están compuestas de grupos marginados y los representan, etc. 
  • Intercambio de conocimientos y desarrollo de mejores prácticas en torno a la lucha contra la desinformación en las elecciones a través de talleres, intercambios en línea, notas de orientación y otras formas de intercambio de información.

Estas intervenciones se exploran en más detalle a continuación y muestran cómo la observación electoral y el análisis enfocados pueden mejorar la responsabilidad y neutralizar las amenazas de desinformación. Idealmente, el monitoreo de las elecciones se lleva a cabo durante el período preelectoral, el día de las elecciones y los períodos posteriores a las elecciones para evaluar todos los aspectos relevantes del proceso. Muchos de los casos de estudio que se destacan en este capítulo no son proyectos independientes, sino que forman parte de esfuerzos más amplios de monitoreo de elecciones que incluyen el monitoreo en línea como un componente distinto.